Problemática de la procesionaria del pino en zonas verdes urbanas

Larva  de procesionaria del pinoLa procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) es la plaga forestal más conocida, estando presente en más del 50% de la superficie de pinar en el litoral mediterráneo.

En estas fechas el mayor problema se genera en áreas verdes urbanas, donde ya se encuentran orugas en procesión descendiendo de los árboles para proceder a su enterramiento y pupación. Estas orugas son un peligro especialmente para niños y animales de compañía, ya que poseen unos pelos que en contacto con la piel o las mucosas producen importantes urticaciones. No obstante, no solo nos afecta por contacto directo con la oruga, ya que los pelos venenosos se dispersan con el viento, depositándose en nuestra ropa y incluso pudiendo entrar a las vías respiratorias u ojos.

Los ayuntamientos ante este problema, muchas veces tras recibir quejas de los ciudadanos, se ven obligadas a llevar a cabo actuaciones de última hora para eliminar la plaga. El problema es que ahora en Abril, las orugas están al final de su desarrollo y son muy resistentes, de manera que debemos utilizar productos más contundentes como el piretroide alfa cipermetrin, siendo su eficacia reducida y con el riesgo moderado que puede entrañar.

Para controlar eficazmente la plaga de procesionaria se debe actuar de forma preventiva, conociendo el ciclo de vida de la especie. Nuestra recomendación es aplicar las técnicas de manejo integrado de plagas, combinando todos los métodos de control disponibles y limitando el uso de plaguicidas al minimo:

En primer lugar se deben colocar trampas de feromona a partir de junio, para el seguimiento de poblaciones y también para capturar la mayor cantidad posible de machos. Cuando la curva de vuelo lo indique, se puede llevar a cabo tratamientos a base de un insecticida biorracional regulador del crecimiento (IGR) o Bacillus thuringiensis encaminado a eliminar las orugas neonatas, las cuales son muy sensibles hasta el estado L3.

En septiembre finaliza el vuelo de adultos, por lo que se pueden retirar las trampas y a partir de ahí la mejor opción es retirar manualmente los bolsones si los hay, cuando ya estén bien formados, en los meses de noviembre y diciembre. Como alternativa se puede utilizar un piretroide autorizado en pulverización aplicado directamente sobre las bolsas, evitando el goteo del producto.

Toda la información sobre la especie en: http://www.agrologica.es/informacion-plaga/procesionaria-pino-thaumetopoea-pityocampa/

Artículos relacionados:

Compartir es agradecer: