Problemas de última hora con la psila del peral (Cacopsylla pyri)

A estas alturas la variedad Ercolini, que es la predominante en la zona problema, está cosechada, por lo que la mayoría de productores no están llevando ya a cabo tratamientos contra psila, cuyo principal daño recordemos que es la depreciación de la cosecha por quedar el fruto cubierto de melaza y del hongo negrilla. La psila de repente se ha encontrado en un hábitat propicio, sin tratamientos, sin enemigos naturales que puedan ejercer algún control, como Anthocoris nemoralis, que lleva meses desaparecido fruto de las aplicaciones tan intensas que viene llevando “el vecino” desde el inicio de la primavera. A esto hay que sumar el problema de que muchas veces estamos ante un insecto ya resistente, debido a la reiteración de tratamientos con la misma materia activa o grupo de ellas.

Estos hechos están provocando una importante proliferación de la plaga, que está invadiendo perales todavía por cosechar, lo que está obligando al resto de agricultores a intensificar los tratamientos, a fin de proteger la cosecha en estos últimos días.

En la finca que trabajamos los tratamientos realizados hasta el día de hoy contra psila han sido:

– Pulverización con aceite de parafina en enero, repitiendo a las dos semanas.

– Pulverización a caída de pétalos con fenoxicarb, un regulador de crecimiento selectivo, una vez se superó el umbral del 10% de brotes y corimbos afectados, con el fin de tener menos plaga durante el resto del ciclo de cultivo.

– Dos lavados a base de jabón potásico tras superar el mismo umbral.

Con esto y los enemigos naturales que hemos respetado lo máximo posible, debería de bastar, si no fuese porque está entrando psila a unos niveles muy preocupantes.

Nuestro consejo es atajar el problema dando pasadas semanalmente con jabón potásico, para limpiar el árbol de plaga, melaza y negrilla, aplicando además un producto de síntesis en los peores casos. Antes de ello es buena idea preguntar a en las fincas de alrededor cuales son las materias activas que ha venido empleando, para no utilizar las mismas, por el tema de las resistencias. Si han empleado piretroides (lambda cihalotrin, ciflutrin,…), aplicaremos un regulador de crecimiento (fenoxicarb), un microbiológico (abamectina), etc. siempre teniendo en cuenta el plazo de seguridad del producto, según la proximidad de la recolección.

Toda la información acerca del insecto en: http://www.agrologica.es/informacion-plaga/psila-peral-mieleta-sila-cacopsylla-pyri-psylla-pyri/

Artículos relacionados:

Compartir es agradecer: