Principales patrones en cítricos: Características y tabla.

De cultivarse cítricos de semilla, habría que esperar a que la planta finalizase su periodo juvenil antes de dar fruta, que en algunos casos estaríamos hablando de hasta 10 años, es por ello que se emplean patrones o portainjertos.

El primer patrón que se utilizó fue el naranjo dulce (Citrus sinensis), cuyas raíces son muy sensibles a Phytophthora, hongo que arraso las plantaciones años atrás. Este problema se solucionó injertando sobre naranjo amargo (Citrus aurantium), que adquirió tanta importancia que en 1957, cuando se detectó el virus de la tristeza (CTV), el 95% de los árboles se encontraban injertados sobre amargo. El naranjo amargo injertado bajo naranjo dulce resultaba, y lo es, muy sensible al virus (no ocurriendo lo mismo cuando se injerta bajo limonero), de manera que causó estragos en toda la citricultura española. A partir de ese momento comenzó a sanearse todo el material vegetal y a injertarse en la década de los 70 sobre los nuevos patrones, mayoritariamente citranges, que solucionarían el problema.

Estos hechos evidencian que la citricultura actual no se podría concebir sin el uso de patrones o portainjertos, siendo determinante la correcta elección de los mismos, los cuales deben reunir el mayor número posible de ventajas según la zona donde se van a ubicar, teniendo en cuenta que no existe el patrón perfecto. Los portainjertos más relevantes hoy en día son:

 

Citranges

El citrange Troyer es un patrón vigoroso y productivo, adelanta la entrada en producción y la maduración del fruto. Tolera tristeza, resiste Phytophthora, pero no Armillaria o Exocortis.

Ha ido perdiendo importancia por haber sido prácticamente sustituido por el citrange Carrizo, el cual a pesar de ser similar, es un poco mejor en todo, especialmente en producción, aunque sigue siendo sensible al hongo Exocortis.

Los citranges no son especialmente tolerantes a la caliza, dando síntomas de clorosis férrica con contenidos de caliza activa superiores al 8,5-10%, o un 25% de carbonatos totales. Resisten salinidad de hasta 3000 mmhos/cm2 y 350 ppm. de cloruros, menos que Cleopatra.

Al ser híbridos de Poncirus trifoliata, el cual tiene gran resistencia al frío, los citranges comparten esta característica.

Tienen buena afinidad con todas las variedades de naranjo, mandarino y pomelo y presenta problemas con algunos limoneros, especialmente eureka.

 

Citrumelo

El Citrumelo (hibrido de pomelo y P. trifoliata) también apareció en la década de los 70 como patrón más resistente a hongos como Xypoloporosis entre otros, y resistente a asfixia radicular. Por su acusada sensibilidad a la caliza no ha tenido mayor repercusión. Con todo, tiene una buena ventaja que el atraso en maduración que sufre la cosecha, característica importante si se opta por ganar dinero con variedades tardías. El más empleado es el Swingle citrumelo (CPB-4475).

 

Citrus volkameriana

Es un híbrido de limonero, el cual induce un gran vigor, y a su vez, la producción de los pies injertados sobre este patrón da las mayores cosechas con diferencia, aunque la calidad parece ser que es un poco inferior. Tiene buena resistencia a la caliza y moderada a la salinidad, y como citrange, adelanta algo la cosecha. Como puntos negativos señalar que es sensible a Phytophthora y al frío.

 

Mandarino ‘Cleopatra’

Su empleo es en los suelos más calizos y/o salinos, ya que es el patrón más resistente a la clorosis férrica y a la salinidad. Tiene el inconveniente de que es bastante más sensible a Phytophthora que otros, requiriendo de suelos sueltos y nada encharcadizos.

 

Forner Alcaide nº5

Patrón semienanizante, más tolerante a caliza y salinidad que carrizo y adelanta algo más la maduración respecto a carrizo. Tolera tristeza, es bastante resistente a Phytophthora y a nematodos.

 

Forner Alcaide nº418

Es enanizante, reduciendo en un 75% el tamaño final del árbol, empleándose en plantaciones de alta densidad. Es más resistente a salinidad que carrizo, pero más sensible a caliza, Phytophthora y nematodos.

 

Los patrones de limonero son básicamente dos: Citrus macrophylla y naranjo amargo. Ambos patrones son sensibles a tristeza si se injertan bajo naranjo, pero tolerantes si se hace sobre limonero. El primero es un híbrido ampliamente empleado en la actualidad por dar una rápida y buena producción. El naranjo amargo es un patrón válido para todo tipo de suelos, por ello todavía se utiliza, aunque es superado por C. macrophylla. El naranjo amargo es también conocido por la mala afinidad que tiene con limonero Verna, donde produce el característico miriñaque en la zona de unión del injerto.

 

portainjertos actuales para citricos

Artículos relacionados: