Formaciones vegetativas y fructíferas en frutales: consideraciones previas a la poda

Formaciones vegetativas y fructiferas en frutales-almendro-cerezo-ciruelo-melocotonero-albaricoquero-peral-manzanoPara realizar una adecuada poda de producción es necesario conocer las distintas formaciones u órganos fructíferos que podemos encontrar en nuestros frutales, ya que para cada especie nos interesará conservar unas formaciones u otras de cara a obtener la mejor cosecha posible.

Previamente, debemos saber que nos vamos a encontrar tres tipos de yemas en función de su contenido: yemas de madera, que son de crecimiento vegetativo y darán lugar a brotes (hojas y yemas); las de flor, que son las fructíferas, las cuales producirán una o varias flores y posteriormente frutos; y las mixtas, que originarán  tanto brotes como flores y frutos.

Los frutales de hueso tienen yemas de flor (globosas) y de madera (puntiagudas y más pequeñas), con yemas de madera en el extremo de sus órganos fructíferos, con el objeto de poder continuar el crecimiento. Los frutales de pepita poseen yemas de madera, que igual que en el caso anterior producirán brotes sin fruta, o bien mixtas, que pueden producir tanto madera como flores.

La brotación primaveral de las yemas de madera da lugar a brotes, que cesan su crecimiento en otoño, momento en que caen las hojas, pasando a llamarse ramos. A la primavera siguiente las yemas de estos ramos darán lugar a nuevos brotes, denominarse ramas al final del ciclo vegetativo en adelante. En ambos casos (ramos y ramas) y en función de sus características, existen distintos tipos de formaciones:

 

Ramos (formaciones de menos de un año):

 

Ramo de madera melocotonero-podaRamo de madera

Es un brote lignificado de 70-100 cm y un diámetro superior a 1 cm, que solo posee yemas de madera. Son predominantes en nuevas plantaciones y con la edad su número se reduce.

Chupón

Es otro tipo de ramo vegetativo (de madera) que puede salir de cualquier parte del árbol, normalmente de ramas gruesas, por lo que tiene un gran vigor. Son fáciles de identificar ya que crecen siempre en sentido vertical, se hacen muy largos y la distancia entre los nudos es superior a la habitual. Salvo excepciones, se deben eliminar durante la poda en verde puesto que “chupan” alimento de la planta y no producen.

Sierpe

Similar al chupón aunque procede directamente de la raiz. Deben ser eliminados, especialmente si se emplean herbicidas.

Anticipado

Son brotes que aparecen antes de tiempo a partir de una yema de madera, es decir, se forman y evolucionan en el mismo periodo vegetativo. En algunos casos suelen conservarse ya que podrán dar yemas de flor en la siguiente brotación.

 

ramo mixto melocotonero-podaRamo mixto

Ramo algo menos vigoroso que el de madera, con yemas laterales tanto de madera como de flor, siendo la terminal siempre de madera.  Tiene un diámetro superior a 1 cm y es la formación característica de frutales de hueso.

 

 

 

chifona en cirueloChifona

Ramo más corto y delgado que el mixto (8-20 cm). La yema terminal es de madera, y las laterales de flor. Crece de golpe. Tamaño similar a lamburda o ramillete de mayo. Formación típica de frutales de hueso. Da fruta de menor tamaño, de manera que solo deben conservarse algunas.

 

 

 

Ramillete de mayo-poda-frutal-cerezo-melocotoneroRamillete de mayo

Tiene una longitud de 4 a 8 cm, aunque en ocasiones más, con todas las yemas de flor (normalmente de 3 a 8), excepto la yema terminal que es de madera. 

En el cerezo es la formación fructífera de la que se obtiene la mayor parte de la cosecha, pudiendo dar fruta durante varios años seguidos. En árboles de fruto de mayor tamaño, como el melocotón, no son adecuados, ya que los frutos quedarían demasiado juntos.

 

 

BrindillaBrindilla coronada manzano

Ramo vegetativo de aspecto débil, menor de 50 cm y diámetro inferior a 1 cm. Típica de frutales de pepita. En frutales de hueso es común en ciruelo y albaricoquero.

 

Cuando la yema terminal es fructífera se denomina brindilla coronada. Normalmente no nos interesa esta formación (tan solo si tenemos escasez de yemas) puesto que no dan la mejor producción.

 

 

dardo peral-podaDardo

Formación vegetativa de 7 cm de longitud como máximo, con una sola yema terminal de madera. Por su diminuto tamaño no es necesario podar, salvo en variedades muy productivas. Además, suelen estar situados en ramas gruesas, de manera que si evolucionan a lamburdas dan fruta de buena calidad.

 

 

 

 

Ramas (formaciones de más de un año):

 

Bolsa peral-podaLamburda peral-podaLamburda

Formación de 5-10 cm. Es un dardo transformado, más largo, con la yema terminal de flor. (Foto izquierda)

 

Bolsa

Engrosamiento por acumulación de sustancias. Son formaciones que año tras año dan fruta. Es típica de peral, y algo menos en manzano. (Foto derecha)

 

 

 

Finalmente, siguiente tabla muestra las formaciones más comunes en cada grupo de frutales:

 

Frutales de hueso Frutales   de pepita
Ramo   de madera, mixto, chifona y ramillete de mayo. Ramo de madera, mixto,   brindillas, dardo, lamburda y bolsa.

Artículos relacionados:

Compartir es agradecer: